¿Cómo saber si la plata es auténtica?

04 nov. 2019

¿Cómo saber si es plata auténtica? ⠀

La plata de ley si es verdadera puede durar años y años si se cuida bien. Debido a que es un metal blando, la plata por sí sola no puede ser utilizada para la joyería.Por eso la plata se mezcla con otros materiales. Para calificar un elemento como plata genuina, debe ser el 92,5% puro. La mayoría de la plata esterlina tiene un 7,5% de otro material. ⠀ Hoy os cuento algunos trucos caseros para saber si sus joyas son de plata o no. ⠀

Primero tenéis que comprobar el color del artículo cuidadosamente. La plata original es menos brillante y más fría que los objetos bañados en plata.Si véis algunas zonas en las que la plata parece estar descascarillándose o tiene un tono verdoso, la joya no es de plata pura. ⠀

Una de las formas caseras de cómo saber si una joya es de plata es gracias a un imán. La plata tiene un magnetismo débil, lo que significa que un imán de los que tenéis en la nevera no se pegará. ⠀ También se puede hacer una prueba con lejía. Para saber si vuestras joyas son verdaderamente de plata, hay que vestir una gota de lejía sobre ella y esperar unos segundos para ver su reacción, si la joya empieza a oxidarse quiere decir que está elaborada con plata. ⠀

Otra manera es con el cubito de hielo. La plata es un estupendo conductor térmico, esto quiere decir que, si colocas el cubito de hielo sobre una joya de plata, esta atraerá todo el frío del hielo provocando que éste se derrita a mayor velocidad. ⠀

Si tenéis el oído muy fino, se puede dejar caer la joya de plata al suelo a una altura de unos 15 centímetros. Si escucháis un sonido parecido al de una campana, estáis de enhorabuena, la preciada joya es de plata. En el caso de que escuchéis un sonido grave, lamento deciros que la joya no es de plata o puede estar mezclada con otros metales. ⠀ Son los métodos más difundidos y más fáciles de hacer en condiciones caseras. ⠀

Espero que esta información sea útil para vosotros. Es muy importante saber estos trucos para estar más seguros de que la joya que compramos no es falsa, sino verdadera.